Como resultado de las investigaciones realizadas en Gran Bretaña, se han llegado a establecer ciertas relaciones entre el tipo de chorreado, la limpieza observada al microscopio, la descontaminación y la adherencia.

Aunque la eliminación de la contaminación visible se obtiene a un nivel igual al grado SSPC-SP10, la descontaminación completa sólo se consigue mediante una limpieza total al grado SSPC-SP5 y lo que es más importante, la adherencia del recubrimiento está más relacionada con el grado de descontaminación que con el grado de limpieza visual observado.

SALES RESIDUALES

Al chorrear acero es extremadamente importante tomar en consideración las trazas de contaminantes no visibles.

La importancia de una limpieza adecuadaEs esencial que toda contaminación química de la superficie de acero sea eliminada y que pueda efectuarse fácilmente y de forma cuantitativa una valoración de las trazas de residuos. Si se utilizan abrasivos de un gran tamaño de partícula, tal como los prefieren algunos aplicadores, el interior de las picaduras no se limpia completamente de sales como sulfatos, cloruros, etc. Los cloruros de hierro absorben agua y durante su hidrólisis forman gotas ácidas.

Incluso si la imprimación se aplica inmediatamente después del chorreado, los cloruros residuales pueden provocar la formación de gotas ácidas.

NV-1 Superficie libre de todo tipo de contaminantes solubles cuando se verifique por medio de análisis de campo ó de laboratorio usando métodos de prueba reproducibles.

NV-2 Superficie que presente menos de 7 μ grs/cm2 de ión cloruro, menos de 10 μ grs/cm2 de niveles de ión ferroso soluble ó menos de 17 μ grs/cm2 de contaminantes sulfato, verificados por medio de análisis de campo ó de laboratorio usando métodos de prueba reproducibles.

NV-3 Superficie que presente menos de 50 μ grs/cm2 de ión cloruro ó de contaminantes sulfato, niveles verificados por medio de análisis de campo ó de laboratorio usando métodos de prueba reproducibles.

Fuente: Sika