Cuando se selecciona un sistema de recubrimiento debe tenerse en cuenta conjuntamente con la influencia del ambiente y el aspecto final, algunas consideraciones relativas a las funciones que el sistema debe desempeñar y a su mantenimiento.

Se acostumbra a distinguir entre dos tipos de exposición, a saber, exposición a CONDICIONES SUAVES y exposición a un AMBIENTE SEVERO o CRITICO.

Muy a menudo el factor decisivo que determina la selección del imprimante (anticorrosivo, primer) a utilizar (y en consecuencia de todo el sistema de recubrimiento) es el estado superficial del acero o el tratamiento que se le puede dar.

La imprimación debe tener las suficientes propiedades humectantes (penetración) como para rellenar la porosidad de la superficie y mantener la adherencia durante toda la vida del sistema, y tiene una influencia decisiva sobre la selección del resto de recubrimientos.

Cuando se especifica un imprimante determinado, el grado de limpieza de la superficie a pintar debe adaptarse a las propiedades del imprimante y debe alcanzarse dicho grado de limpieza prescrito.

Bajo condiciones de menor severidad, tal vez puedan tolerarse grados de limpieza inferiores a lo especificado, pero existirá siempre un riesgo de fallo y de una menor vida de servicio del recubrimiento.

TEXTURA SUPERFICIAL

La limpieza con chorro abrasivo y mecánica dejan la superficie con un perfil completamente distinto del original. Las superficies de acero nuevo preparadas con chorro abrasivo en máquinas automáticas presentan una rugosidad comparativamente uniforme.

Si se trata de superficies viejas preparadas manualmente, la configuración superficial no es uniforme.

RUGOSIDAD

Se expresa forma de amplitud (distancia entre picos y valles). En la práctica nunca se obtienen perfiles de rugosidad regular, pero, en todo caso, es la distancia más grande que existe desde una cresta hasta el valle adyacente, lo que mejor caracteriza la rugosidad.

La rugosidad depende de la condición original del acero, de la intensidad y duración del chorreado, así como de las características del abrasivo utilizado. Cuando se chorrea acero que no presenta picadura ni herrumbre puede comprobarse que la distancia desde las crestas a los valles es bastante menor que el tamaño de las partículas del abrasivo.

En algunos casos, la amplitud es solamente 1/10 del diámetro de las partículas. Esto se aplica porque los picos formados inicialmente se van reduciendo por el impacto continuo. Se recomienda un perfil de rugosidad de 38 micrones a 75 micrones (1,5 a 3 mils).

RUGOSIDAD Vs. ADHERENCIA

La rugosidad mejora la adherencia, y en consecuencia, la adher- encia será mejor cuando más rugosa sea la superficie.

La adherencia es mejor sobre superficies de acero con un perfil suave y uniforme. La adherencia sobre superficies granalladas es mejor que sobre superficies chorreadas con perdigones, pero sólo en tan pequeña proporción, que no tiene consecuencias significativas, excepto en recubrimientos cuyo comportamiento sea muy crítico con respecto a la textura superficial, a fin de asegurar una buena adherencia, como ejemplo recubrimientos ricos en cinc. Para la aplicación de recubrimientos se recomienda un perfil de rugosidad entre 38 y 75 micrones (1.5 a 3.0 mils).

INSPECCIÓN DEL RECUBRIMIENTO

La película de recubrimiento debe también inspeccionarse en lo relacionado a escurrimientos. Todas las zonas que muestren éste u otros signos de aplicación inadecuada deben repararse rápidamente. Finalmente, el inspector debe asegurarse que se deje el suficiente tiempo de secado antes de poner en servicio la superficie pintada, lo cual es especialmente importante si el recubrimiento debe quedar expuesto a inmersión ó salpicaduras intermitentes. Si el período final de secado se ve reducido por debajo de lo recomendado por el fabricante del recubrimiento, se corre el peligro de que queden disolventes atrapados en el recubrimiento, lo cual puede producir ampollamiento y mala adherencia.

El contenido de este capítulo, que expresa los conceptos de lo que puede denominarse “TECNOLOGIA DE LA SUPERFICIE” complementado con algunos detalles adicionales, representa una revolución frente a la “especificación” del pasado.

Fuente: Sika